5/10/09

“Hacerse el sueco”: Pinceladas de la vida en Escania (III)

He notado que muchos suecos, mientras están escuchando al dialogar con otra persona, sustituyen la expresión afirmativa “yah” (“sí”; vamos, el equivalente a cualquier “ah, ¿sí?” o “ya veo...”) por una simple aspiración repentina, que suena como si estuviesen tomando aire después de bucear... El efecto es bastante curioso, sobre todo cuando tenemos seminario de grupo y, mientras uno habla, hay cinco o seis “boqueando”... Realmente tiene uno la impresión de estar rodeado de peces fuera del agua.

3 comentarios:

Javi Pato dijo...

Y esa "aspiración repentina" no serán bostezos... ;D Jojojojo. No tiene pq ser típicamente sueco...

Matritensis dijo...

Eso es como hablar para dentro ¿no? a ver si emiten algún sonido en baja frecuencia que sólo oyen ellos y otros seres :P

Antón Pérez dijo...

No son bostezos; el bostezo se compone de aspiración y espiración y es largo, y éstos sólo aspiran brevemente... Lo de que sea un tipo de comunicación desconocida en otras áreas no lo descarto :-)
Aunque gracioso es un rato...