8/10/10

Lund en negativo

Hierba amarilla y árboles verdes: Ciudad Universitaria parece la imagen en negativo del campus de Lund. Por lo demás, sin grajas por todas partes, el cielo parece de repente vacío…
El viaje de regreso transcurrió sin mayores problemas: como están haciendo obras a la altura de Malmo para soterrar el tramo de vía que atraviesa la ciudad camino del puente, nos cambiaron a un autocar para atravesar éste, así que desde arriba tuve una mejor última imagen del Sund. Ya en el aeropuerto, y ante el evidente exceso de peso de mi equipaje, la chica de facturación me preguntó si era estudiante; y sin esperar respuesta facturó mis maletas con gesto de resignación, pero sin cobrarme ningún recargo.
En comparación con la ventolera fría de las últimas semanas, los 24º C con que me recibió Madrid resultaban casi obscenos. Ayer pasé el día medio perdido, aterrizando todavía; saludando a los viejos, presentándome a los nuevos y recordando dónde se supone que debería estar cada cosa. Hoy tenemos defensa de tesis, por lo que no volveré a la “normalidad” (¿qué es lo normal…?) hasta el próximo miércoles, cuando vuelva de pasar el puente del Pilar en Ourense. Desde allí os escribiré mañana, o cuando Dios quiera…

2 comentarios:

Matritensis dijo...

Bueno, pues ya hace fresquillo y llueve, eso es una buena forma de aclimatarse.
Entenderás ahora a los pajarracos cuando se vienen para acá para pasar el invierno, no? :P

Antón Pérez dijo...

Entiendo, entiendo; la verdad es que es una alegría estar de vuelta en casa :-)